Saltar al contenido

Síntomas de Boca Seca

Los síntomas de boca seca se pueden ocasionar por múltiples razones. Este padecimiento es conocido también como Xerostomía, un síndrome donde la boca se reseca por falta de saliva.

La Xerostomía se puede ocasionarse por varias motivos: desde la disminución de saliva hasta la deshidratación; pero sea cual sea la razón de este padecimiento, los síntomas siempre son los mismos. Para saber un poco más sobre la razón de tener la boca seca es importante saber qué es la Xerostomía.

¿Qué es la Xerostomía?

La Xerostomía es un síndrome que se produce cuando hay una disminución en la producción de saliva –ya sea por problemas en las glándulas o un cambio de composición en la misma– , lo que ocasiona que la boca se torne seca. A menudo esta sensación de sequedad en la boca es asociada a la falta de hidratación, pero en ocasiones este síntoma puede ser el resultado de una enfermedad.

En el caso partícular de la Xerostomía, esta casi siempre se produce por no consumir líquidos, o incluso cuando la persona esta padeciendo de una gripe que le dificulta respirar por la nariz, teniendo que recurrir a respirar por la boca. Tener la boca seca puede ser causado por no beber agua, tomar medicamentos que resequen la boca, sufrir de una enfermedad o incluso cuando se está ansioso.

Lo cierto es que tener la boca seca es bastante incomodo, molesto y desagradable. Si bien esta sensación se puede arreglar con sólo ingerir líquidos, la disminución de saliva puede acarrear grandes problemas. La saliva es un componente muy importante para la salud bucal, dado que protege los dientes, minimiza las infecciones ocasionadas por bacterias, ayuda al proceso de masticación de alimentos e incluso a la deglucación. Su principal función es ayudar a digerir los alimentos, a lubricar el conducto bocal, y así facilitar la ingesta de alimentos que, por su composición, no contienen líquidos.

El estrés puede ocasionar el síndrome de boca seca

El estrés ha sido uno de esos villanos de ficción que pareciera que nunca van a morir; que nunca van a dejar de hacer sus fechorías. Este padecimiento –si es que se le puede llamar así– ha sido el detonante de un sinfín de enfermedades, que incluso llegan a ser mortales, y más del 65% de la población en el planeta sufre de ella. Por consiguiente, el padecer estrés puede ser una de las razones por la cual los niveles de saliva disminuyen.

Hay que recordar que el estrés tiene la facultad de afectar nuestras emociones, llegando a ocasionar irritabilidad, ansiedad y alteración en los nervios; tres cosas que no traen nada bueno. El síndrome de la boca seca puede ser el resultado de un alto índice de estrés, sin embargo, como esta afección se da por diferentes motivos, es importante conocer sus síntomas para poder hacer un diagnóstico preciso.

Hay muchas enfermedades que ocasionan resecamiento en la boca, y varias de ellas atentan contra la vida, es por esta razón que a continuación te mostraremos cuáles son los síntomas de boca seca para que puedas prevenir cualquier mal subyacente.

Síntomas de Boca Seca

De seguro te has preguntando ¿cómo puedo saber si estoy sufriendo de sequedad bucal? Y la verdad es que sus síntomas son muy cómunes, tanto que podrían pasar inadvertidos. Es por esa razón que a continuación te mostraremos los síntomas de boca seca y el porqué de ellos.

  • Sensación pegajosa en el conducto bucal: Cuando se está en presencia de un resecamiento bucal, es muy común notar una sensación pegajosa, como si la saliva estuviera más espesa. Esto suele presentarse tanto en la boca como en la garganta, y es uno de los síntomas más desagradables.
  • Imposibilidad para masticar: No poder masticar hace imposible la ingesta de alimentos, y por desgracia este síntoma viene acompañado de una dificultad para tragar y saborear, haciendo la tarea de comer cada vez más difícil.
  • Imposibilidad para hablar: La disminución de saliva va afectando hasta la capacidad para hablar, dado que la lengua se reseca a niveles anormales.
  • Resequedad de la lengua: La tarea de la lengua es irremplazable, y si a eso le sumamo la disminución de saliva, tendremos como resultado que el aspecto de la lengua cambiará: se volverá seca, dura y áspera.
  • Llagas: Todos hemos sufrido en alguna ocasión de llagas, sin embargo, cuando se está padeciendo de boca seca, las llagas se vuelven el pan de cada día. Suelen salir con mayor ahínco en las paredes de la boca.

Estos son los síntomas más alarmantes de tener la boca seca, no obstante, hay otros síntomas que también aparecen cuando se está sufriendo de una resequedad bucal repentina y severa, tales como:

  • Mal aliento.
  • Encías irritadas.
  • Aparición de caries.
  • Labios agrietados.
  • Ardor en la boca.

Y, cómo se ha mencionado con anterioridad, cada uno de estos síntomas pueden presentarse por una u otra enfermedad, por lo tanto es recomendable que si presentas al menos 3 o 4 de ellos, acudas a un médico para que él sea el que analice si estás sufriendo de boca seca (u otra enfermedad relacionada), porque si esta no es tratada a tiempo tendrá los siguientes efectos: Síndrome de la boca ardiente, problemas en los dientes y en las encías, y hasta dificultad para tragar o detectar los sabores.

Causas de sufrir de Boca Seca

Una vez que se detectan los síntomas de boca seca se debe proceder a realizar una serie de exámenes que determinen la causa detrás del padecimiento. La boca seca está asociada a muchas enfermedades, pero también a malos hábitos, es por esta razón que a continuación abordaremos todas los posibles casos que pueden ocasionar la boca seca:

  • Por Deshidratación Severa: Está demás decir que la principal causa de resequedad bucal es debido a no beber agua. El adulto promedio necesita tomar un litro de agua al día para garantizar el correcto funcionamiento del cuerpo, y cuando esta cantidad disminuye, la persona comienza a sufrir de deshidratación. La boca seca suele ser uno de los síntomas más notorios de deshidratación, por esta razón se recomienda que las personas beban al menos 8 vasos de agua al día (o que beban una cantidad de agua equivalente a su composición corporal). Por otro lado, si eres de las personas que no les gusta tomar agua, siempre puedes recurrir a tomar infusiones, té o consumir frutas jugozas, tales como la manzana, uva, melón, patilla, entre otras.
  • Por Medicación: Los medicamentos que recetan para tratar enfermedades como la depresión suelen disminuir la producción de glándulas salivales en el organismo, provocando una disminución en la saliva.
  • Por enfermedades: Existen muchas enfermedades cuyo efecto secundario es disminuir la producción de glándulas salivales, tales como el Síndrome de Sjogren, Asma, Mal de Alzheimer yVIH.
  • Por radiación: La radioterapia es uno de los tratamientos utilizados para combatir el cáncer, y las personas que están expuestas a grandes niveles de radiación presentan diversos síntomas, entre ellos el resecamiento bucal.
  • Por quimioterapia:Los fármacos utilizados para realizar quimioterapia se escargan de eliminar –en su mayoría– las células cancerosas que se encuentran en el organismo, pero este tratamiento trae consigo una serie de efectos secundarios, tales como pérdida de cabello, vómitos, palidez, y por supuesto, resequedad en la boca. Esto último se produce porque los fármacos hacen que la saliva se torne espesa.

En pocas palabras, todas aquellas enfermedades –o incluso fármacos– que de alguna manera afectan las glándulas salivales generarán un resecamiento excesivo en la boca. Si bien esto se puede prevenir de una u otra forma, la realidad es que si el problema es por una enfermedad crónica o por un fármaco que se debe tomar de por vida, la persona tendrá que recurrir a otras formas para prevenir los síntomas de boca seca, tales como beber agua, consumir frutas, tomar infusiones, entre otros.

Cabe destacar que hay otros factores que pueden ocasionar la xerostomía –o síndrome de boca seca–, tales como: Consumo de alcohol, cigrarrillos, tabaco, drogas (heroína, cocaína, éxtasis, entre otras), cambios hormonales e incluso la edad.

¿Cómo puedo prevenir los Síntomas de Boca Seca?

Hay un montón de cosas que podemos hacer cuando tenemos la boca seca, o cuando algunos de los síntomas que se mencionaron con anterioridad aparecen. Ahora, si queremos prevenir los síntomas de boca seca, lo que podemos hacer es poner en práctica alguno de estos consejos:

Bebe 8 vasos de agua al día

El 70% de nuestro cuerpo está compuesto por agua, y si no ingerimos líquidos durante el día este se irá descompensando. Ahora, ¿cómo hacemos para tomar la cantidad correcta de agua? Hay que recordar que durante el día ingerimos alimentos que contienen agua, por ende, la regla de los 8 vasos de agua al día puede variar. Por ejemplo, si ingerimos frutas, sopa, jugos o infusiones, la cantidad de agua irá disminuyendo, puesto que ya el organismo ha ingerido una cantidad de agua por medio de los alimentos.

Por otro lado, también podemos saber la cantidad de agua según el peso de nuestro cuerpo. Esta regla es utilizada por los nutriologos para indicar la cantidad de agua que debemos ingerir durante el día.

Toma agua aunque no tengas sed

Existe la creencia que sólo debemos tomar agua cuando sentimos sed. La sed suele aparecer cuando ya el cuerpo está llegando a un punto de deshidratación, pero la clave para evitar o prevenir los síntomas de la boca seca es beber pequeños sorbos de agua cada cierto tiempo, sin la necesidad de saciar la sed.

Mantén el agua en tu boca por unos segundos

Tener la boca fresca será clave para prevenir los síntomas de la boca seca, así que si eres de las personas que no acostumbra a beber agua, puedes optar por hacer gárgaras con agua fría o mantener el agua en tu boca por unos segundos antes de tragar. Esto no sólo te ayudará a refrescar tu boca, sino que te ayudará a generar más saliva.

Evita el consumo de bebidas con azúcar o cafeína

El azúcar y la cafeína son dos de los componentes más comúnes en las bebidas energéticas, así como en los jugos o refrescos. Si tienes una adicción a estas bebidas, o piensas que tu cuerpo está hidratado porque ingieres grandes cantidades, lo más probable es que sufras de algún síntoma de la boca seca.

Hay que tener en cuenta que es casi imposible dejar de ingerir alguna bebida a base de azúcar o cafeína, pero si se puede disminuir la cantidad que ingerimos al día.

Mantén una buena higiene bucal

La higiene bucal lo es todo cuando se trata de mantener la boca sana, es por esto que hábitos como cepillarse tres veces al día, usar hilo dental para retirar los residuos de comida o realizar gárgaras con enjuague bucal son clave para prevenir los síntomas de boca seca. Así que si aún tienes problemas para llevar a cabo alguno de estos hábitos de higiene, es momento de que comiences a ponerlos en práctica.

Come comidas bajas en sal

El sodio –o comúnmente conocido como la sal– es uno de los ingredientes que no puede faltar a la hora de sazonar una comida, pero la triste realidad es que para las personas que están presentando algún síntoma de boca seca, consumir grandes porciones de sal en las comidas será un terrible error. Sin embargo, como el cuerpo necesita de una dosis mínima de sal al día, procura que tus comidas lleven justo lo necesario para evitar problemas en tu salud.

Compra saliva artificial

Si nunca habías escuchado sobre esto, es probable que seas como el 90% de las personas. Cuando se padece de Xerostomía severa, una de las cosas que no puede faltar en el récipe médico es la saliva artificial. Recórdemos que una de las cosas que produce los síntomas de boca seca es la disminución de saliva, por lo tanto, hacer uso de saliva artificial ayudará a minimizar el dolor y la resequedad.Pero, ¡ojo! Si aun no presentas ningúno de los síntomas de boca seca y sólo quieres prevenir, es mejor que no acudas a usar la saliva artificial.

Los síntomas de la boca seca se pueden presentar por diversas causas, y a pesar que no todos los síntomas señalan la aparición o padecimiento de una enfermedad, sus síntomas pueden ocasionar molestia y afectar la calidad de vida de la persona que lo padece. No todos los síntomas pueden ser tratados sin la vigilancia de un médico, sin embargo, podemos adoptar ciertos hábitos en nuestro estilo de vida de que garantizará una disminución en los síntomas primarios –resequedad, dificultad para tragar, entre otros–.

Si bien la Xerostomía puede ser curada con la ayuda de medicamentos, si esta no es tratada a tiempo es probable que el paciente sufra de por vida de la boca seca. Así que si luego de leer esto has detectado alguno de los síntomas que estás padeciendo, recurre a un médico lo más pronto posible.